Estilismo Inmobiliario Home Staging
Estilismo Inmobiliario Home Staging

¿Cómo es un proyecto de Home Staging?

No hay una casa igual, por lo que cada proyecto de Home Staging también es distinto, aunque todos empiezan de la misma forma: visitar el inmueble, observar, analizar y plantear soluciones óptimas con el objetivo de favorecer la venta o alquiler.

Por supuesto es fundamental ajustar un precio acorde con el mercado y estado de la vivienda.

 

En algunas casos se han de reorganizar y despersonalizar los espacios para crear ambientes agradables y confortables, favorecer la iluminación de las estancias, actualizar el mobiliario y los elementos decorativos. Todo esto dirigido al público objetivo de ser tu cliente. 

 

En otras ocasiones tan sólo habrá que cambiar los textiles, modernizar la cocina o dar una mano de pintura a las paredes. 

 

En estas imágenes vemos como pequeños y sencillos cambios producen un efecto muy positivo.

La sensación de orden y limpieza prevalece sobre lo antiguo y descuidado. Unas pequeñas mejoras y unas buenas fotografías revalorizarán tu inmueble.  

Con todos estos consejos puedes darle un empujón a tu vivienda o local para ponerlo ya en el mercado, pero si necesitas asesoramiento y un poco de ayuda, para eso estamos los profesionales. 

 

1. Orden y más orden

 

La primera impresión es la que cuenta siempre y permanecerá e influirá en el comprador y su decisión final. Tu vivienda debe transmitir un ambiente acogedor y causar una muy buena impresión desde la misma entrada.

Es imprescindible que tu vivienda esté ordenada y despejada, sin matices, para que los espacios puedan transmitir su verdadera dimensión.

 

Una vivienda desordenada y abarrotada de objetos siempre parece más pequeña de lo que es, así que aprovecha para cribar, empezar a hacer la mudanza, empaquetar, deshacerte de todo lo que no quieras llevarte a tu nuevo hogar. Ordena y recoge papeles, revistas, juguetes y demás objetos que puedan dar sensación de desorden.

 

2. Limpieza es belleza

 

A menudo se da por descontado, es de sentido común, pero en la práctica podemos ver que no siempre se cumple y que no todo el mundo tiene el mismo criterio en cuanto a cuáles son los mínimos de limpieza que debe cumplir una vivienda...

Como con el orden, sin matices, la casa debe estar impecable.

 

El baño impoluto, sin enseres de aseo personal y con toallas nuevas; la cocina, recogida sin escurridores, trapos, platos sucios o cacharros; los dormitorios, como si fueran habitaciones de hotel con textiles en colores neutros y sin dibujos muy personalizados; el salón, resplandeciente…

Antes de que lleguen las visitas, ventila bien y procura que no haya olores a comida, a tabaco o a cerrado.

 

Importante: recoge tus mascotas antes de cada visita!

 

3. Neutraliza el ambiente

 

Las casas con una personalidad muy pronunciada son más difíciles de comercializar porque a las personas interesadas les cuesta más proyectarse en ella. 

La regla principal es “neutralizar” el ambiente: retira las fotografías personales, el exceso de objetos decorativos, cuadros muy personalizados y colecciones de todo tipo.

 

Una vivienda con demasiados muebles y objetos personales, puede ser que no deje ver las particularidades  reales de la misma.

 

El equilibrio y la coherencia estética será lo más adecuado, solo tienes que dejar  el mobiliario imprescindible y que esté en buen estado si es que aún vives en ella.

 

4. El mobiliario ¿sí o no?

 

En el caso de que tu vivienda ya esté vacía de todo mobiliario, puede ser que a los posibles compradores les cueste visualizar los espacios y las verdaderas posibilidades que ofrece, por este motivo y si hay posibilidad, siempre es mejor contar con algo de mobiliario en buen estado y que no esté obsoleto.

Está comprobado que una vivienda totalmente vacía cuesta más de vender.

 

Contratar un servicio de Home Staging puede ser una buena solución práctica y estética para preparar tu casa vacía para la venta, porque con unos muebles de cartón, algunos textiles, alguna planta y ligeros pero efectivos retoques, el mismo espacio quedará bien amueblado, decorado e iluminado. Los detalles cuentan, y mucho.

 

5. Tu casa a punto

 

Es importante arreglar los desperfectos, como grietas en las paredes, azulejos rotos, muestras de humedad, cables sueltos, etc.

 

Realiza pequeñas mejoras como pintar paredes (en blanco o tonos neutros), arreglar algún grifo que no funcione, alguna persiana que no cierre, etc.

También que funcionen los interruptores y que no hayan bombillas fundidas.

 

La vivienda debe mostrar comodidad y solidez, unos desperfectos visibles para el comprador o inquilino, darán sensación de baja calidad en sus materiales y ayudarán a que finalmente el cliente no se decante por tu vivienda o que se entre en indeseadas negociaciones de precio.

 

6. La luz: energía y vitalidad

 

No todas las viviendas poseen una orientación y distribución idóneas para recibir la luz natural, si este es el caso, puedes jugar con una buena iluminación artificial  y colores claros para las paredes, creando un ambiente acogedor y agradable.

 

Cuando muestres tu casa, procura levantar bien las persianas para dar más claridad y ofrecer más amplitud visual. A los clientes les agrada poder apreciar bien los detalles de cada una de las estancias.

 

Como la naturaleza es vida, decorar con alguna planta ese rincón del salón o el dormitorio o poner flores en la mesa del comedor, aportará energía y alegría a los espacios. Debes asegurarte de que las plantas estén en buen estado y luzcan bonitas el día de la sesión de fotos, porque tener las jardineras con plantas muertas causa muy mal efecto…

 

7.  La importancia de los detalles

 

Si tu vivienda cuenta con una zona exterior, tiene un atractivo especial, ya que para la mayoría de los compradores es un punto fuerte para decantarse por ella.

 

Cuida de tu jardín, balcón o terraza. Procura que no haya macetas con plantas muertas y que los sumideros no estén atascados…

Si hay piscina, tiene que estar en perfectas condiciones, con agua limpia y sin hojas.  No la enseñes vacía o con agua sucia.

 

Es importante colocar alguna zona de la terraza que muestre lo bien  que se puede estar allí: para tomar el sol, comer fuera… una mesa y un par de sillas o una tumbona será suficiente.

 

Una bonita y cuidada zona exterior es la mejor “carta de presentación” de tu vivienda.

 

 

Unas pequeñas mejoras y unas buenas fotografías revalorizarán tu inmueble para venderlo o alquilarlo de forma rápida y eficiente, y así dejar de perder dinero por cada mes que pasa sin que se produzca la transacción de venta o alquiler.

 

 

COMENTA, OPINA Y/O COMPARTE

 

Libro de visitas

Todavía no hay comentarios.
Introduce el código.
* Campos obligatorios
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
IDEA HOME STAGING 2017 Viladecans (BARCELONA)